Archivo de la etiqueta: segunda guerra mundial

Memorias de la infamia: los japoneses expulsados del Perú

post_06

Si algún día se escribe una historia de la infamia en el Perú, la deportación de los japoneses tendrá que ocupar un lugar especial. Como suele ocurrir, este tema ha sido evadido por los historiadores, con excepción de los miembros de la comunidad japonesa en nuestro país, que han tratado de rescatar los hechos que rodearon los años alrededor de la Segunda Guerra Mundial en nuestro país. Precisamente, la semana que acaba de pasar fui invitado a comentar la ponencia de una joven historiadora de la PUCP, Yukyko Takahashi, quien abordó el tema de la política gubernamental de Manuel Prado Ugarteche, presidente del Perú entre 1939 y 1945, respecto de la deportación de los miembros de la comunidad japonesa en nuestro país. Esto ha coincidido con una nota aparecida el domingo en La República acerca del fundador de la avícola San Fernando, Julio Soichi Ikeda Tanimoto, y víctima de esta deportación.

 

El tema ha vuelto a ser noticia a raíz de los intentos de las víctimas por obtener una compensación y una reivindicación a lo que fue una clara violación a sus derechos humanos. El ataque a Pearl Harbor en diciembre de 1941 puso en alerta a EEUU, que decidió crear un bloque continental contra el Eje. En ese entonces, la política internacional norteamericana decidió realizar un giro de 180 grados en su relación con América Latina y pasar de tener una imagen amenazante y agresiva hacia la Política de Buena Vencidad impulsada por Franklin D. Roosevelt. Del lado peruano hubo notables esfuerzos por formar parte de la esfera de amistad que abría Norteamérica, para retomar un vínculo que se había roto con la caída de Leguía en 1930 y la emergencia de gobiernos simpatizantes con países del Eje como Italia.

 

La manera en la que el Gobierno peruano trató de atraer a EEUU fue nefasta: deportando a miembros de la comunidad japonesa asentados en nuestro país desde décadas atrás bajo la premisa de que se trataba de potenciales espías a favor del Imperio nipón. Lo primero fue una campaña de hostigamiento hacia la comunidad japonesa: prohibición de reunirse más de tres personas, bajo la sospecha de complot; prohibición de publicar en su lengua materna; congelamiento de sus cuentas corrientes, entre otras medidas. Todo esto dentro de un ambiente hostil que ya rondaba en la sociedad de ese entonces y que había sido azuzada por grupos ultranacionalistas, como la Unión Revolucionaria, que clamaba defender al país del peligro amarillo (sic).

Propaganda de la Unión Revolucionaria (del libro de Tirso Anibal Molinari)

Propaganda de la Unión Revolucionaria (del libro de Tirso Aníbal Molinari)

De los trece países latinoamericanos que participaron en la expulsión, el Perú fue quien más colaboró en la cifra total, con más de la mitad del total de deportados: 1800 de 2200, aproximadamente. Lo que no se conocía eran los tempranos intentos por obtener una reparación. En 1954, el gobierno peruano aceptó dar de forma limitada una reparación por las propiedades confiscadas, lo que contrasta con la renuencia de las autoridades norteamericanas a reconocer una compensación. En años recientes, dos congresistas norteamericanos, el senador Daniel Inouye de Hawaii y el representante Xavier Becerra de California, han retomado el pedido de las víctimas y sus descendientes para ser compensadas, económica y simbólicamente, por las vejaciones sufridas. Con ello, se ha conseguido crear en junio de 2007 en el Senado de EEUU una Comisión Investigadora sobre el internamiento y confinamiento de latinoamericanos de descendencia japonesa.

 

Referencias

 

http://www.campaignforjusticejla.org/history/index.html

 

Becerra, Xavier. «Commission on Wartime Relocation and Internment of Latin Americans of Japanese Descent Act (H.R. 662)».

 

Goya, Daniel. «Memoria. Peruanos. Remember Crystal City». La República (24 de agosto de 2008). Lima.

 

Loayza, Jorge. «Los Ikeda. Emprendedores. Buena familia». La República (9 de noviembre de 2007). Lima.

 

Moore, Stephanie. «Los Nikkei internados durante la Segunda Guerra Mundial: La larga lucha por una reparación justa». Discover Nikkei (12 de abril de 2007).

 

Masterton, Daniel y Jorge Ortiz Sotelo. «Peru: International Developments and Local Realities». En: Thomas Leonard y Thomas Bratzel (eds.). Latin America During World War II. , pp. 126-143.

 

Nobuko Adachi. «Racial Journeys: Justice, Internment and Japanese-Peruvians in Peru, the United States, and Japan». The Asia-Pacific Journal: Japan Focus.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo General, Historia Universal, perú

Donald va a la guerra

Donald va a la guerra

 

Der Fuehrer’s Face (El rostro del Führer) es un corto animado presentado el 1 de enero de 1943 por Disney como parte del esfuerzo de la empresa del dibujante por apoyar a EEUU en la guerra contra las potencias del Eje. Por medio de un personaje como Donald (que cobró más popularidad que su archienemigo Mickey Mouse a raíz de este corto), se busca transmitir el clima de opresión y asfixia ideológica que pesa sobre los habitantes comunes: nubes, postes, grifos, todo tiene forma de esvástica; la casa de Donald se parece a la cara de Hitler e incluso el gallo y el reloj cucú saludan con el «Heil Hitler».

 

 

Al lado del culto a la personalidad al Führer, tenemos un segundo aspecto que el corto busca destacar: la escasez a la que están sometidos los alemanes, debido a la economía de guerra. Un pan que apenas se puede cortar y masticar, una fragancia que reemplaza el desayuno y una minucia de té filtrante son los aspectos escogidos para narrarnos las privaciones que sufre la población. En tercer lugar, está el armamentismo alemán y la fabricación de armas para la guerra. Hay que considerar que el corto diferencia muy bien entre los nazis y los alemanes. La animadversión está dirigida entonces hacia las tropas nazis antes que a los alemanes en general, a quienes se percibe como víctimas de un grupo de dirigentes (Hitler y Goebbels son mencionados en la canción).

 

A mi parecer, el corto es una pequeña obra de arte. No solo por la banda sonora, que es pegajosa, sino por el tratamiento visual y la trama argumental. La inserción de Donald es más que acertada, en especial cuando sufre una alucinación que hace recordar a Fantasía, estrenada un año antes. Recordemos que en 1943 EEUU ya estaba en medio de la guerra, luego de los titubeos iniciales de Franklin D. Roosevelt por no inmiscuirse en una guerra que él consideraba plenamente europea y, sobre todo, por no sacrificar su ventaja en las elecciones presidenciales previas. Pero el ataque de Peral Harbour lo cambió todo y EEUU declaró la guerra no solo a Japón sino al Eje en su totalidad, lo que explica que aparezcan en el corto los tres líderes de Alemania (Hitler), Italia (Mussolini) y Japón (Hiroito). Der Fuehrer’s Face está dirigido a las familias norteamericanas para que apoyen el esfuerzo militar de las tropas aliadas mediante compra de bonos o donativos directos al Gobierno. Después del póster dibujado en Gran Bretaña con el rostro de Lord Kitchener («Your country needs you») en la Primera Guerra Mundial, este corto animado, junto con otros cortos más, fue la propaganda más influyente y efectiva para mantener en alto el espíritu antifascista en los Estados Unidos de los años cuarenta. El final, en el que Donald despierta de su pesadilla, es una alegoría a lo que representa EEUU frente al fascismo: la libertad, encarnada en la estatua que Donald abraza.

 

El corto mereció un Oscar por Mejor Corto Animado en 1943. El título original era Donald Duck in Nutziland, con lo que se quería hacer un juego de palabra entre nazi y nut (loco, desquiciado), pero ante el éxito de la banda sonora de la película (compuesta por Oliver Wallace), el corto fue llamado Der Fuehrer’s Face. Fue dirigido por Jack Kinney y filmado en Technicolor, formato 35 mm. Fue reeditado en formato DVD como parte de la colección «Disney Treasures On The Front Lines», que recogen más de 32 cortos realizados durante la guerra, algunos de ellos vistos solo dentro de instalaciones militares, pues tenían como público específico los soldados que peleaban en el frente de combate. Una referencia a este corto aparece Los Simpsons, en el sexto episodio de la cuarta temporada, «Itchy & Scratchy: The Movie».

 

Les recomiendo ver el video y, por si se animan a cantarla, aquí va la letra.

 

Deja un comentario

Archivado bajo General, Propaganda

La II Guerra Mundial en movimiento

 

Si eres de los que han tenido problemas para explicar o entender la secuencia bélica de la II GM en el escenario europeo, hemos encontrado la solución a tu dilema. Este es un Power Point que puedes descargar y que es realmente una maravilla: completamente dinámico en imagen y audio (¡se pueden escuchar las botas marchando sobre los territorios conquistados y el despegue de los aviones!) muestra la dinámica de la guerra desde la anexión de los Sudetes checos y de Austria hasta el hundimiento del Tercer Reich, además de los ataques aéreos a Gran Bretaña, los contraataques aliados, la Operación Barbarroja, la contraofensiva soviética, el cerco sobre Alemania, etc. Provecho.

 

Descargar presentación multimedia

2 comentarios

Archivado bajo Historia Universal