Archivo de la categoría: historia

¡Nos mudamos! Nuevo blog

post-mudanza

Después de cinco meses de intensa actividad, nos mudamos a una nueva dirección para ofrecerles un mejor servicio.

 

Agradecemos a todos los que nos han brindado su preferencia hasta el día de hoy y a quienes seguiremos ofreciendo mejor información y productos a través de nuestra renovada web:

 

http://historiaglobalonline.com

  

 

 

afiche-captura-2

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo historia

Presentación de libro – «La guerra de nuestra memoria»

post-presentacion-de-libro-la-guerra-cabecera

El comunicador y fotógrafo Renzo Babilonia acaba de publicar La guerra de nuestra memoria, crónica ilustrada de la Guerra del Pacífico (1879-1884) primera obra en el Perú sobre el uso de la fotografía durante la guerra con Chile. Se trata de un valioso aporte para historiadores, estudiantes de fotografía, comunicadores y todo público interesado en estudiar y “ver”, a través de aproximadamente 120 fotos, el tema de la Guerra del Pacífico.

 

post-presentacion-de-libro-la-guerra-portadaLa obra es una publicación de los fondos editoriales de la Universidad de Ciencias y Humanidades y del Instituto Superior Pedagógico San Marcos. La presentación se realizará el próximo miércoles 04 de marzo a las 7 p.m. en el Centro Cultural Inca Garcilaso del Ministerio de Relaciones Exteriores, Jr. Ucayali 391, Lima. Los comentarios estarán a cargo del crítico de arte Jorge Villacorta y del Gral. E.P.(r) Daniel Mora.

 

La nueva publicación llena un vacío en nuestro país por ser la primera vez que un peruano recopila un registro gráfico de ese acontecimiento histórico. Entre las imágenes más impactantes destacan aquella del Huáscar recién capturado después del combate de Angamos, la torre de mando destrozada, su paseo triunfal por Chile y sus reparaciones en Valparaíso. También se publican anécdotas, historias de los personajes de la Guerra del Pacifico relacionadas con fotografías, así como partes de las cartas personales de Cáceres y Miguel Grau comentando anécdotas sobre el uso de la fotografía durante el conflicto.

 post-presentacion-de-libro-la-guerra-interior

 

Renzo Babilonia Fernández Baca (Lima, 1972) es Licenciado en Ciencias de la Comunicación, profesor universitario de los cursos Historia de la Fotografía y Taller de Fotografía General. Desde el año 2003 investiga sobre la fotografía durante la Guerra del Pacífico, siendo invitado a exponer sobre el tema en seminarios realizados en Chile y Argentina.  Su trabajo como fotógrafo ha sido expuesto en The Best of 2006, organizado por Photo Art Magazine (Praga, 2007), y en la IX International Photographic Art Exhibition (Pekín, 2001).

 

Ver reportaje y entrevista al autor realizados por la prensa chilena, aquí.

 

6 comentarios

Archivado bajo historia

Conferencia: «Escribir de sí mismo. Historia y autodocumentos en los Andes»

copia-de-post-conferencia-escribir-de-si-mismo-cabecera-22

¿Qué tienen en común viajeros, intelectuales, cronistas, presidentes y subversivos? Que todos ellos, de una u otra manera, dejaron testimonio de su trayectoria política, social o cultural a través de sus autobiografías. Un grupo de especialistas discute este legado en los Andes desde el siglo XVI hasta nuestros días. Este acercamiento implica volver a redescubrir al individuo y su producción, lo cual había sido prácticamente vetado a partir de la irrupción del grupo de Annales y su rechazo hacia lo individual, al equipararlo con las biografías y semblanzas de los reyes y gobernantes al mismo tiempo que se producía un rechazo al tiempo corto —el tiempo de la biografía, del individuo— en beneficio de los cambios estructurales.

 

Pero hubo quienes hicieron caso omiso de este mandato y persistieron en centrarse en el sujeto como personaje histórico. Ahí están como ejemplos el magnífico libro de Georges Duby, Guillermo el Mariscal o la biografía de San Luis escrita por Jacques Le Goff. La consolidación de la escuela microhistórica italiana dotó de un soporte metodológico al estudio de los individuos, con los notables aportes de Giovanni Levi y Carlo Ginzburg y su ícono Menocchio, aquel molinero capturado por el Santo Oficio. Pero un notable impulso hacia el análisis de las memorias y autobiografías como recurso metodológico y dotado de su propio soporte teórico lo brindó James Amelang con su libro El vuelo de Ícaro: la autobiografía popular en la Europa Moderna.

 

copia-de-post-conferencia-escribir-de-si-mismo-cabecera-2Para analizar la producción de autobiografías en el Perú, el panel de especialistas reunidos en «Escribir de sí mismo: Historia y autodocumentos en los Andes» propone abordarlo a partir del concepto de autodocumento. Sobre la definición de autodocumento, el brochure del evento menciona lo siguiente: «La definición más aceptada de autodocumento es la de Phillipe Lejeuna. En su libro Le pacte autobiographique, define la autobiografía por la identidad que escribe, la persona que aparece como narrador en el texto y la persona cuya vida es contada. El pacto entre escritor y lector consiste en que el escritor afirma, primero, esta triple identidad y después la veracidad de lo que cuenta. Esta definición es tan amplia que puede aplicarse a un gran número de géneros literarios. Se puede afirmar, entonces, que se trata de un autodocumento cuando se realiza este pacto tácito. Un relato de viajes es un autodocumento cuando existe esa convención, que implica que la vida del escritor o una parte de ella aparece en la narración.

 

Después de diversos estudios y debates originados por la terminología, por una definición amplia y por las maneras de abordar su estudio desde otras disciplinas, podemos establecer una pequeña diferencia. En la ciencia literaria se discute un gran número de definiciones de género, mientras que la pregunta más importante para la historiografía es: ¿qué nos dicen los autodocumentos sobre el pasado?».

 

Leer la entrevista a Phillipe Lejeuna a propósito de su obra, aquí.

 

Fecha: 26 y 27 de febrero

Lugar: Instituto Raúl Porras Barrenechea (Colina 398 – Miraflores)

Ingreso Libre

 

Auspician: IFEA, UNMSM y Universität Hamburg

 

Ver Programa aquí

 

2 comentarios

Archivado bajo Coloquios, historia, historiadores, perú

Las razones de la violencia. A propósito de «Confesiones de Tamara Fiol»

post-las-razones-de-la-violencia-cabeceraAlexis Iparraguirre, escritor, profesor de la PUCP y ganador del Premio Nacional PUCP 2005 en la Categoría Cuento por El inventario de las naves, nos ha permitido reproducir la nota que hizo circular por el Facebook a propósito de la aparición de la más reciente novela del escritor piurano Miguel Gutiérrez. 

«Miguel Gutiérrez, en su última novela, Confesiones de Tamara Fiol (Lima: Alfaguara, 2009), confirma el memorioso, agudo, inteligente y poderoso fabulista que es. Cabría añadir que es una novela distinta de todas las que ha escrito antes, aunque, como diría su admirado Vargas Llosa, las facultades de conmoción del texto resultan menores que las de sus anteriores narraciones (pienso en La Violencia del Tiempo y El mundo sin Xóchitl). Es una historia que busca satisfacer dos preguntas: ¿quién es Tamara Fiol? y ¿Quién es el elusivo Arancibia? No son preguntas cuyas respuestas sean sentimentales, aunque las pasiones rodeen a esta pareja. Es el esquema de un policial, aunque no del tradicional (ese policial que parece más poderoso que el melodrama en la literatura de hoy). La entrevista que Morgan Scott Batres, periodista freelance, realiza a la Fiol para profundizar un reciente reportaje suyo sobre las mujeres de Sendero hace palmario que, para responder a ambas preguntas, se requiere explorar en la historia ideológica del Perú, principalmente la de los años iniciales del siglo XX, que determinan el presente de Tamara, inválida y empleada de las Naciones Unidas en su país.

 
post-las-razones-de-la-violencia-portada2Justamente son esos pasajes de la novela, ambientados en la Lima de González Prada, de Mariátegui, del fogoso abuelo anarquista de la Fiol, y en el Trujillo de Haya los más vívidos e intensos. La vida del corresponsal de guerra Morgan Scott Batres parece deslucida frente a la de estos eruditos y hombres de acción cuya pasión por la historia y el futuro crea la historia y el futuro, a la vez que los anuncia. Cualquier emoción del periodista Batres resulta pobre frente a estos intelectuales épicos que prohijan la generación de universitarios que los sucederán en los cuarentas y cincuentas. De esta heredad bebe Tamara, pero también mucho de la guerrilla peruana de De la Puente Uceda y el movimiento político universitario comunista de los años setenta en San Marcos. En Confesiones de Tamara Fiol, Gutiérrez nos recuerda que a partir de esa historia y del funcionamiento de las facciones del partido comunista y de las arbitrariedades de la oligarquía peruana se legitima un nuevo tipo humano que, aunque proporcionalmente minoritario en el país, creó una forma distinta de compromiso y de proyecto político, abrazados por universitarios e intelectuales, en teoría la élite cultural de la sociedad. Aparecieron entonces hombres y mujeres que pensaban, estudiaban, vivían e interpretaban su existencia en función del partido, del materialismo histórico y dialéctico, de la toma del poder por medio de la guerra civil y las armas.

 
Desde luego, nada en la novela hace descender de esta intelligentsia roja la letrina de masacres e insanidad que luego desplegó el accionar de Sendero Luminoso en su guerra contra el Estado Peruano, pero la configuración de la identidad política de Tamara, que vive inmersa en ese mundo clave para su apasionante personalidad, también nos da luces sobre por qué la iniciativa violentista de Sendero fue vista, en sus comienzos, sin sorpresas, y hasta con admiración lindante en la complicidad por personajes firmemente comprometidos con la izquierda política y universitaria de fines del siglo XX. En la novela de Gutiérrez, sus protagonistas entienden que la guerra para tomar el poder no es un acto criminal y salvaje, sino que tiene explicaciones intelectuales e históricas que se remontan a muchas generaciones de pensadores considerados como los más brillantes de sus generaciones. Responde a una tradición reflexiva y política de genealogía prestigiosa, que no contempla la insania de la que hicieron gala las huestes de Abimael Guzmán, como lo da a entender la propia Tamara Fiol cuando, en la entrevista que le hace Batres, condena la crueldad de Sendero. Pero la particular decisión de Sendero de pasar a las armas, como Guzmán lo entiende, y la inclinación ideológica de la izquierda facciosa por invocar ese ademán decisorio en su enfrenamiento con la burguesía peruana hace del ejercicio de la violencia una práctica ambigua: ¿demencial o, como lo entiende la intelectualidad izquierdista de compromiso radical, justiciera? La novela no resuelve esa ambigüedad, pero la hace explicativa de muchos de los garrafales errores en la vida de sus muy comprometidos protagonistas. Como fuese, resulta claro que, según la óptica de Gutiérrez, la opción por la guerra no nació de un grupo de violentistas descastados en Huamanga, sino que fue discutida, madurada, acariciada por una comunidad de científicos y profesionales de las más diversas disciplinas —Tamara es química—, que gestaron una tradición propia en contacto con las razones más avanzadas de la filosofía política europea. Para estas comunidades, la violencia no nació del tiempo, sino del pensamiento».

 

Deja un comentario

Archivado bajo historia, perú

Conferencias de Arte y Cultura – Iconografía en el Arte Peruano

post-evento-iconografia-cabeceraA fin de afianzar un espacio para la reflexión y el diálogo en torno a diferentes aspectos del arte y la cultura peruana, el Instituto Nacional de Cultura (INC) reiniciará el próximo miércoles 18 de febrero, el ciclo de conferencias sobre estos tópicos en el Museo de la Nación (Av. Javier Prado Este 2465, San Borja). El ciclo de conferencias, denominado «Iconografía en el Arte Peruano», contará con la participación de destacados investigadores y catedráticos de las principales universidades del país.

 

La primera ponencia estará a cargo del Dr. Ramón Mujica Pinilla, Catedrático de la Escuela de Arte de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de San Marcos, quien desarrollará el tema «Iconografía de Santa Rosa de Lima». Asimismo, el Lic. José Cornelio Bello, de la Agencia Española de Cooperación Internacional, realizará una aproximación a las «Políticas del cuerpo, poder y raza en la cultura visual virreinal». En la siguiente fecha, 25 de febrero, el Arq. Carlos Cosme, Catedrático de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón, disertará sobre la «Representación, iconografía andina y la importancia del mestizaje». «Aspectos Políticos en la Iconografía del siglo XVIII», será el tema que ese mismo día abordará  el Dr. Jaime Mariazza Foy, Jefe del Área de Laboratorios de Conservación y Restauración del Instituto Nacional de Cultura. Finalmente, el miércoles 04 de marzo se llevará a cabo las ponencias «La iconografía de la Muerte», a cargo del Lic. Freddy Cabanillas Delgadillo, Catedrático de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos e «Iconografía en el Cementerio Presbítero Maestro» a cargo de la Lic. Hilda Barentzen, Catedrática de la Escuela de Arte de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

 

El ingreso a este ciclo cultural es gratuito y se entregarán constancia a quienes hayan asistido a todas las conferencias.

 post-evento-iconografia-afiche

Deja un comentario

Archivado bajo General, historia, perú

Kennedy, Oswald y nuestro Ministro del Interior

post-kennedy-oswald-y-nuestro-ministro-del-interior-cabecera

De antología. Al ser interrogado por la prensa sobre la improvisación con la que se llevó a cabo el desalojo en el Bosque de Pómac, lo cual provocó la muerte de dos policías por francotiradores, la respuesta del Ministro Remigio Hernani no pudo ser más desatinada: «Recuerde usted que el Presidente Kennedy de los Estados Unidos, con toda la inteligencia, con todos los súper agentes, fue asesinado. Hay imprevistos que se presentan en cualquier momento».

 

 

Traducción: lo que el Ministro posiblemente trató de explicar fue que no esperaban que en una operación de desalojo los pobladores hubiesen contratado francotiradores ni contaran con armamento sofisticado. Esto habría inducido a la policía a no llevar armas, de modo que no se produjeran heridos ni muertes. Según lo ha revelado la prensa, informes de inteligencia advertían sobre la existencia de armas y de personas ajenas contratadas para defender a los invasores del terreno. Para complicar las cosas, los policías no tuvieron soporte logístico adecuado ni alimentación ni agua en una zona extremadamente calurosa. Peor aun, muchos policías que comieron el rancho que llegó posteriormente cayeron enfermos por la comida en estado de descomposición.

 

El ministro tuvo que asistir al Parlamento a explicar lo ocurrido, pero sus explicaciones no convencieron. Al parecer su suerte estaría echada, a menos que el presidente lo quiera mantener a toda costa como hizo con su antecesor Luis Alva Castro.

 

Deja un comentario

Archivado bajo historia, perú

La Apple Macintosh cumple 25 años

post-la-apple-cabecera

Aunque no soy un fanático de las Mac, debo reconocer que la primera computadora que usé fue una de ellas. Y como nobleza obliga, debo reconocer que me llamó la atención la versatilidad y el potencial que estas computadoras tenían a inicios de los noventa, sobre todo si las comparamos con las que existían de uso doméstico en el Perú de los ochenta, como las ZX Sinclair Spectrum y las Commodore 64.

 

Cuando fue presentada en 1984, la Mac marcó un hito en la historia de la informática. Detrás de su concepción estaba Apple, la joven y agresiva empresa creada por Steve Jobs. Lo novedoso del diseño, su interfaz gráfica así como ese pequeño accesorio que sería conocido como el Mouse cambiaron la forma de relacionarse con las computadoras. No solo eso: también significó la reorientación del vínculo entre hardware y software, que ha sido uno de los pilares de Apple y sus posteriores diseños, como el iPod y el iPhone.

 

 

Pese al cuarto de siglo transcurrido, la Mac se ha mantenido firme y pese a la crisis ha logrado incrementar sus ventas del último tercio de 2008.

 

Si quieres saber la historia de Apple y Microsoft, te recomendamos Pirates of Sillicon Valley (1999). Aquí la primera parte.

 

La evolución de la Mac

Les presentamos una secuencia gráfica de la evolución de la Mac.

 

1984: Macintosh 128 K – US$ 2495

post-la-apple-mac-1984 

1987: Macintosh II – US$ 3898

post-la-apple-mac-1987 

1989: Macintosh Portable – US$ 6500

post-la-apple-mac-1989 

1991: PowerBook 100 – US$ 2500

post-la-apple-mac-1991

 

1993: Macintosh Color Classic – US$ 1390

post-la-apple-mac-1993

 

1998: iMac G3 – US$ 1299

 post-la-apple-mac-1998

 

1999: Power Macintosh G3 – US$ 1599

 post-la-apple-mac-1999

 

1999: iBook – US$ 1599

post-la-apple-mac-1999b

 

2001: PowerBook G4 – US$ 2599

 post-la-apple-mac-20011

 

2008: MacBook Air – US$ 1999

post-la-apple-mac-2008

  

 

El comercial «1984»

La presentación de la primera Mac fue por todo lo alto. El punto culminante fue la realización y lanzamiento del comercial conocido como «1984». Este fue dirigido por el director Ridley Scott, quien acababa de terminar la filmación de la aclamada Blade Runner. El comercial estaba basado en la novela 1984 de George Orwell, y hacía una clara alusión al contenido apocalíptico de esta obra. Ya que la Mac sería lanzada precisamente en 1984, el comercial jugaba con la fecha y el título del libro: «El 24 de enero, Apple Computer presentará la Macintosh. Y usted sabrá por qué 1984 no será igual que 1984».

 

Desde entonces, las interpretaciones acerca del significado del comercial han sido numerosas. Aquí es necesario hacer algunos apuntes que permitan acercarnos a la estructura narrativa: por oposición, el público que mira en la pantalla al Gran Hermano está sentado mientras la atleta está en movimiento. El Gran Hermano aparece omnipotente y en gran tamaño. En contraposición, la atleta es pequeña y solo tiene como arma un martillo. Además, el Gran Hermano es hombre y la atleta, mujer. Hay quienes han interpretado esto como un mensaje a las mujeres, al indicar que la nueva computadora no estaría asociada solo con los hombres, como ocurrió durante los años setenta. Al portar la atleta el logo de la Mac, la nueva computadora estaba asociada con lo femenino en contraposición con la rígida imagen masculina del Gran Hermano, o la inercia de los espectadores.

 

 

De manera más sutil (o no), la Mac trataba de transmitir su filosofía al público: no era una computadora más sino un estilo de vida. Y en esto era una crítica directa contra la IBM, a la cual Steve Jobs veía como algo similar a los hombres dirigidos por el Gran Hermano: monótonos, carentes de ideas propias y autómatas, frente a la creatividad a la que Apple buscaba contagiar. El comercial fue presentado por primera vez durante el Super Bowl y tuvo un costo de 1.5 millones de dólares. Advertising Age lo nombró el comercial de la década y ha sido reconocido como uno de los más influyentes de nuestra época.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Evolución, historia